Aunque la distinción entre los diferentes tipos de dolor es común en todas las especialidades, os recomiendo la lectura guía GADO, que se basa en describir los tipos de dolor en el paciente oncológico. Personalmente, este documento me ha hecho reflexionar sobre la necesidad de guías similares sobre los procedimientos fisioterápicos y su relación con el dolor en el paciente oncológico o en otras disciplinas. Además, ofrece una descripción bastante detallada de los tipos de dolor y su fisiopatología. Por tanto, recomiendo su lectura.

En general, las guías de práctica clínica son desarrolladas por expertos interdisciplinares que examinan la mejor evidencia científica disponible, aportando recomendaciones de acuerdo a los estándares de evidencia disponibles (ver instrumento AGREE).

Aquí, los fisioterapeutas nos tenemos que poner en marcha, debemos recopilar y examinar todo el conocimiento generado para ofrecer recomendaciones, algoritmos de aplicación y paneles de indicación. No solo en oncología, también en otras especialidades. No olvidemos que además de generar conocimiento, este debe ser ordenado, calificado y recomendado de acuerdo a su calidad.

Enlace: http://www.aeasarcomas.org/media/files/Documentos%20pdf/Guia-GADO-Interactiva.pdf