Estas son las recomendaciones clínicas, publicadas en la revista J Physiother, sobre la fisioterapia respiratoria en el manejo de la enfermedad por COVID-10 en el paciente agudo:

Si el paciente presenta síntomas leves y por tanto, no hay compromiso respiratorio significativo. No está indicada la fisioterapia respiratoria.

Si el paciente presenta neumonía con tos no productiva o espontánea (expectoración independiente). No está indicada la fisioterapia respiratoria.

Si el paciente presenta síntomas leves y/o neumonía y patología respiratoria o neuromuscular previa y dificultad para expectorar. Sí está indicada la fisioterapia respiratoria.

Si el paciente presenta síntomas leves y/o neumonía y evidencia de exudado neumónico con dificultad o incapacidad para expectorar de forma independiente. Sí está indicada la fisioterapia respiratoria.

Si el paciente presenta síntomas graves que sugieren neumonía o infección del tracto respiratorio inferior. La indicación de los procedimientos de fisioterapia respiratoria deben consensuarse con el equipo interdisciplinar.

La aplicación de los procedimientos de fisioterapia respiratoria (técnicas de higiene bronquial y de reeducación ventilatoria) implican la expulsión de aerosoles, por tanto, suponen un riesgo importante de transmisión del virus. Por ello, si las técnicas son imprescindibles, el fisioterapeuta debe llevar su equipo de protección individual y realizar el tratamiento en una sala individual y bien ventilada. Por supuesto, el paciente deberá llevar puesta su mascarilla.

Puedes consultar toda la información completa en las siguientes fuentes:

Fuente: Thomas P, Baldwin C, Bissett B, Boden I, Gosselink R, Granger CL, Hodgson C, Jones AY, Kho ME, Moses R, Ntoumenopoulos G, Parry SM, Patman S, van der Lee L. Physiotherapy management for COVID-19 in the acute hospital setting: clinical practice recommendations. J Physiother. 2020;66(2):73-82.

En Español: pincha aquí.